lunes, 26 de abril de 2010

Ella mi Ser Querido.





La señora viuda de Molano es una persona llena de amor en todos los sentidos, creyente de Dios mas no de biblia sudada como ella lo dice. A 7 años del fallecimiento de su esposo lo sigue amando de una manera muy especial que se refleja en su mirada y expresión. Ella empieza en el mundo del arte desde los 2 años cuando daba sus primeros pasos de baile (a la hora de esta platica se escucha a lo largo de la casa música de ritmos latinos). Su función principal fue ayudar a su esposo en todo momento, e impulsándolo a salir del anonimato teniendo la iniciativa de empezar a hacer reproducciones de los cuadros originales de su esposo, asegura que llevo una vida difícil porque dice que vivir del arte es muy difícil, por eso tuvo la iniciativa de empezar a comercializar las pinturas de su esposo, esto causo conflictos entre ellos y después de un año el artista acepto. Ha sido una mujer trabajadora desde joven, se dice que fue madre de medio tiempo por el mismo trabajo, fue vendedora de autos ,de casas, de arte y hasta de chatarra. Estar en muchos trabajos le gano conocer mucha gente que a la fecha se acercan a pedirle consejos de todo tipo, ya que ser la esposa de un pintor no es cualquier cosa como ella lo dice. En el “negocio” familiar tenían una garantía mutua (plena satisfacción con el trabajo o la devolución de su dinero) y gracias a esa dedicación de su esposo y a las ganas de ella de verlo triunfar es como salieron adelante. La señora actualmente vive en la Galería Galleros que dicha galería viene desde su suegro, quien hacia gallos en fierro y un buen día al señor Molano se le ocurrió representarlo en una pintura y ese fue un parteaguas en toda su vida, ya que de ahí en delante todo seria éxito y una vida cómoda. Hay aproximadamente 35 cuadros de Galleros regados por todo el mundo, la señora Patricia está a cargo de la tarea que le dejo su esposo antes de morir ,que fue seguir su propia iniciativa de dar a conocer su trabajo pictórico. Como lo pueden notar está muy apegada a su esposo aun y que ya no está en vida, es una mujer llena de amor a la vida, al arte, a sus hijos y a casi todo lo que le rodea y eso se nota en su sincera sonrisa. Fue difícil llevar acabo la platica ya que las lagrimas no faltaron por parte de ambos, ya que ella con sus consejos me daba aparte de un excelente trabajo; una lección de vida.

A mediados de este año la señora Paty reabrirá la Galería después de 7 años de luto.

La técnica que utilicé para este trabajo es fotografía digital en blanco y negro tratando de optimizar al máximo la luz natural.

Estas son las 4 fotos que elegi para exponer , una de estas fotos la nombre "Juntos, por amor al arte" ya que al fondo salen las cenizas de su esposo y ella me da una cara cálida y plena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario